La abuelita de caperucita roja

La abuelita de caperucita roja es una ancianita entrañable que merece toda la ayuda de su hija y su nieta. Eses es el motivo de que caperucita roja se adentre en el bosque e intente sortear los peligros que le pueden acechar.

La abuelita de caperucita roja enferma

La abuelita está enferma y débil. Lleva varias días en cama para recuperar su salud. Ella siempre ha volcado su cariño  hacia sus familiares y caperucita y la madre piensan que es hora de ser devuelto. Además la abuela fue quien hizo la caperuza que tanto gusta a su nieta y que le da el apodo de caperucita roja, pues siempre lo quiere vestir. Caperucita se decide a llevar alimentos frescos a su querida abuela, en concreto pan y leche.

abuelita enferma de caperucita roja
abuelita de caperucita

En las primeras versiones del cuento la mujer tiene un final trágico. Es devorada por el lobo y luego es suplantada por la bestia para comerse también a Caperucita. En versiones más modernas la abuelita es capaz de esconderse en un armario para salvarse. Incluso otros autores la hacer salir de la casa para buscar ayuda, porque sabe que su nieta está al venir y ha visto al lobo merodear la casa.

Todos nos preguntamos, como no reconoció caperucita a la abuela antes de acercarse a la cama. La respuesta debe ser que el gorro de la abuela y la manta de la cama le cubrían totalmente la cara.

La casita de la abuelita de caperucita roja

La abuelita vive en una casa en bosque o a veces al otro lado del bosque. Es un lugar tranquilo rodeados de árboles, sólo frecuentado esporádicamente por cazadores y leñadores.

Es una casa pequeñita con lo justo para vivir cómodamente y donde la abuela de caperucita desarrolla su vida. Del cuento conocemos que tiene una cama y un armario. Y se podría confirmar que es una única estancia.